Cómo definir el buyer persona de una empresa

Cómo definir el buyer persona de una empresa

 

Qué es el buyer persona y para qué sirve

Cualquier empresa necesita conocer a la perfección quiénes son sus clientes. Precisamente esta es la función del buyer persona, representación del cliente ideal de un determinado producto o servicio. Así, en la definición del buyer persona de una compañía se incorporan todos los datos posibles que permitan caracterizar a los clientes: datos sociodemográficos, intereses y expectativas, conductas, etc.

Pasos para definir el buyer persona

El primer aspecto que deben tener en cuenta las pymes a la hora de definir su buyer persona es tener clara la necesidad de recopilar la información no solo de los clientes actuales, sino también de los potenciales. Solo de esta forma se conseguirá definir el perfil del cliente ideal de una forma completa.

Igualmente, será necesario incorporar en el análisis la información de aquellos clientes que hayan tenido algún problema con la empresa, así como aquellos que han mostrado su insatisfacción con los productos y servicios de la compañía. Haciendo esto también se pueden identificar áreas de mejora que pueden resultar claves.

Teniendo esto en cuenta, los pasos necesarios para la definición del buyer persona son los siguientes:

Recolectar la información

El primer paso debe ser recoger toda la información posible. Para ello, es necesario saber qué preguntas hacerle a nuestro cliente, cliente al que habremos incluso puesto nombre. Algunos ejemplos de preguntas adecuadas son las siguientes:

Es un retrato semi-ficticio que nos ayuda a definir nuestro cliente ideal para realizar acciones enfocadas a nuestro objetivo.

– ¿Qué necesitas?

– ¿A qué te dedicas?

– ¿Cómo podemos ayudarte?

– ¿De dónde eres?

– ¿Por qué necesitas mi producto?

– ¿Cuánto quieres o puedes gastarte?

 

 

Priorizar la información

Una vez hayamos recopilado toda la información necesaria es imprescindible que se sepa priorizar con el fin de definir qué datos son los que más interesan a la compañía para la definición de su buyer persona.

Organizar la información y definir el buyer persona

Toda la información debe organizarse en grupos con el fin último de identificar aquellos aspectos que vamos a incluir en el buyer persona.

De esta forma, las pymes que consiguen definir su buyer persona de forma adecuada se ven favorecidas por las siguientes ventajas:

Conocen mejor a sus clientes, lo que permite mejora el enfoque de las estrategias comerciales y de marketing digital.

– Se reduce el uso de recursos destinados a un público incorrecto que no acaba convirtiéndose en cliente.

– Obtienen información valiosa para el diseño de nuevos productos y servicios, siempre teniendo en cuenta las necesidades del mercado real de la empresa.

Se mejora notablemente el ROI de las campañas de marketing.

 

En definitiva, una empresa con un buyer persona bien definido es una empresa mucho más cercana a su mercado real, con unos objetivos mucho más claros y definidos, y por tanto, una empresa con una mayor probabilidad de conseguir las ventas necesarias para satisfacer sus expectativas.

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Facebook Comments

Angela Monroy

Soy multidisciplinar. Licenciada en Administración de Empresas con especialidad en Gerencia. Tengo un master en Creación Literaria. Experta en redes sociales y marketing digital.


Facebook Comments
Cerrar menú