Si quieres ser un blogger con credibilidad, sé tú mismo

Si quieres ser un blogger con credibilidad, sé tú mismo

Ser blogger, comunicar

Todo aquel que tiene un blog lo hace porque tiene algo que compartir: recomendaciones de viajes, recetas de cocina, consejos de moda y tendencias, etc.

Existen blogs de cultura, de política, de cine y arte. Páginas feministas y páginas escritas por devotos creyentes. Porque, al fin y al cabo, cualquier persona que tenga algo que decir debe ser libre de comunicarlo y de convertirse en un blogger.

Si tú también eres blogger, estarás viviendo esta gran experiencia de transmitir, de hacerte un hueco en la era digital con la esperanza de que sean muchos aquellos que acojan tus mensajes.

Nadie dijo, sin embargo, que ser blogger fuera fácil. Porque ser blogger implica un vasto sacrificio y una inversión considerable de nuestro tiempo. Nadie dijo así, lo difícil que es escribir un buen artículo.

Uno de los que enamoran, y perturban nuestra conciencia. Y es que, saber comunicar es, sencillamente, un arte y talento.

Ser blogger, sé tú mismo

Con tanta información a nuestro alrededor, no cualquier entrada en un blog es capaz de despertar en quien te lee el interés que queremos evocar.

Por ello, si quieres seducir a tu lector, sea lo que sea aquello sobre lo que escribas, trata de que sea inspirador. Que conmueva y genere en aquellos que te siguen un aliciente para viajar, el deseo de cocinar y degustar nuevos platos, el interés por esa nueva moda, o la atracción por nuevas corrientes de pensamiento.

Que sientan el estímulo necesario como para involucrarse en tu texto. Se trata, simplemente, de cautivar a aquellos que se hallan al otro de la pantalla, de atraerlos con nuestras palabras y arrastrarlos hasta el punto final.

No trates nunca de expresar ideas o gustos que no te pertenecen: sé tú mism@, no te engañes. Todo tiene su público.

Que tus palabras sean sin más un reflejo de tus reflexiones, y puedas así exteriorizar lo que sientes con toda soltura y con toda comodidad. No temas que los criterios de otros difieran de los tuyos. No pretendas persuadir, no se trata de convencer. Que tus lectores sean libres de expresar sus propias opiniones. ¿No te fascinan acaso los debates?

Encuentra credibilidad en lo que escribas

Redacta siempre desde la empatía.

¿Qué te gustaría leer a ti? Quizá tú también evitarías lo confuso y lo pesado. Que tus textos se caractericen pues por la sencillez, por la naturalidad y claridad. Nadie espera un discurso.

Estimula los sentidos de tus lectores con imágenes, ejemplos y títulos que provoquen su interés.

Habla con el alma y con el corazón en la mano. Huye de formalidades y rectitudes. Abre ese arcón donde se aposten tus sentimientos, y déjate llevar. ¡Que fluya tu ingenio, blogger! No tengas miedo de hablar desde tus emociones, deja que surja la tristeza o el dolor, si es preciso.

Busca, simplemente, aquello que te inspira e ilumina y exteriorízalo con todo tu ser. Cuéntale al mundo lo que sabes, lo que entiendes y opinas. Recuerda escribir con toda tu pasión, y creer firmemente en tus palabras. Sólo así conseguirás encandilar al lector para que te acompañe y te siga en esta gran aventura de publicar un post.

Facebook Comments

Angela Monroy

Soy multidisciplinar. Licenciada en Administración de Empresas con especialidad en Gerencia. Tengo un master en Creación Literaria. Experta en redes sociales y marketing digital.


Facebook Comments
Cerrar menú